martes, 4 de junio de 2013

Todos hemos oído hablar alguna vez del esperantouna lengua auxiliar artificial creada por el oftalmólogo polaco de origen judío Lázaro Zamenhof en 1887 como resultado de una década de trabajo, con la esperanza de que se convirtiera en la lengua auxiliar internacional. Según las estadísticas, esta es la lengua planificada más hablada del mundo hoy en día.

Existe otra lengua planificada, llamada interlinguaun idioma auxiliar internacional basado en vocablos comunes a la mayoría de los idiomas del oeste de Europa y en una gramática anglorrománica simplificada. Es un idioma desarrollado por lingüistas profesionales con el objetivo de ser utilizado como idioma auxiliar en las comunicaciones internacionales. Fue creado en 1951. Un texto en idioma interlingua es inmediatamente inteligible a millones de personas en todo el mundo sin necesidad de ningún estudio previo, siendo esto una ventaja importante frente a otras auxilenguas. Dada su estructura y base, el interlingua es comprendido a primera vista por miles de personas, especialmente los hablantes de lenguas neolatinas, así como anglohablantes y alemanes.

El Alien es una lengua utilizada habitualmente en graffitis de la serie Futurama , donde se pueden ver distintos mensajes en muros y avisos. Hay algunos que se pueden traducir directamente al inglés, aunque hay otros más complicados. Su alfabeto se define como uno donde cada letra está dada por la suma de todas las letras anteriores además de la letra actual.

Menos desarrollado que los otros, en Harry Potter existe una lengua hablada y entendida por las serpientes y algunos humanos escogidos: el Pársel. J.K. Rowling creó este idioma para darle una característica especial al villano Voldemort y al protagonista. Quienes no hablan Pársel sólo escuchan seseos, mientras que los que tienen el don oyen a las serpientes en su idioma nativo.

La Neolengua probablemente sea una de las ideolenguas o lenguas artificiales más conocidas. Creada por George Orwell para su novela 1984 , la Neolengua es parte importante de esta obra de ficción donde el régimen del Gran Hermano domina todos los aspectos de la vida del hombre, incluyendo la forma en que se comunican las personas. Basada en el inglés, la neolengua se contrae constantemente para evitar expresiones negativas y que transmitan ideas de libertad, rebelión o libre albedrío, quitando toda ambigüedad a las expresiones. Así se da total significado a una sola palabra, por medio de prefijos y sufijos, acabando con los antónimos. Por ejemplo "feo" se convierte en "no-lindo".

El universo Tolkien no está exento de ideolenguas. El Quenya, utilizado por los Altos Elfos, se podría comparar con el latín, utilizando gran cantidad de tildes y cremillas cuando se lleva a la escritura en español. Por otra parte está el Sindarin, utilizado por los Elfos Grises. Todas las lenguas creadas por Tolkien se pueden escribir con el alfabeto Tengwar, también creado por el autor.

El Klingon, la lengua nativa de los Klingons de la cinta Star Trek es hoy un idioma casi maduro y bien desarrollado. La primera vez que se supo de él fue en una película de la serie de 1979, mientras que su primer diccionario fue publicado en 1985. Con el tiempo se fueron sumando libros de expresiones Klingon e incluso se tradujeron obras de Shakespeare como Hamlet a este idioma luego de que en la cuarta cinta de esta saga, The Undiscovered Country, se escuchara la cita "Shakespeare se entiende mucho mejor cuando se lee en Klingon". Por si fuera poco en 2006 obtuvo el récord del lenguaje ficticio hablado por la mayor cantidad de personas.

No fue exactamente el mismo espíritu el que condujo a Zamenhof a idear el esperanto o a los creadores del interlingua a edificar un sistema lingüístico susceptible de un amplio nivel de inteligibilidad que el que sugirió al químico Pompeu Fabra elaborar un patois lingúístico basado en la fonética del dialecto occitano hablado en Barcelona, la ortografía del euskera, la adopción de galicismos, la gramática valenciana de los autores del primer Siglo de oro literario peninsular, y en la introducción de neologismos sin base histórica como el archicacareado "amb".

La creación de un estándar catalán en 1906 por encargo del Institut d´Estudis Catalans y el nacionalismo expansionista catalán de Prat de la Riba responde a los delirios colonialistas de construcción nacional de la Gran Catalunya: "una lengua, un país". La primera fase de edificación de esta entelequia, obviamente, es la normativización, normalización e imposición de una lengua nacional única y estandarizada para todos los territorios "normalizables": esto es, aquellos territorios de habla no castellana cuyas lenguas guarden cierto grado de inteligibilidad, circunstancia que facilita enormemente la labor.


Sobre las siguientes fases del proceso, mucho se ha escrito y se escribirá: los factores sociales, culturales y políticos vertebradores de la entelequia de los paisos catalans los llevamos sufriendo durante décadas valencianos, baleares y aragoneses a través de la infiltración de agentes activos del catalanismo en los estamentos políticos, administrativos, culturales y educativos. No sin oposición: una mayoría silenciosa, cada vez más mayoría y menos silenciosa, dispuesta a plantar cara a la imposición, al cercenamiento de nuestra libertad, a la aniquilación de nuestras señas de identidad, al quebrantamiento de nuestro modelo de nación, y a la alteración de lo que debería ser una pacífica plenitud democrática digna de una sociedad del siglo XXI.

Alien, Pársel, Klingon, Quenya, Interlingua, catalán estándar... lenguas creadas para el entretenimiento, la diversión, la ficción, el frikismo, la auxiliaridad, la creación de mercados multimedia, o la imaginería. Pero todas ellas artificiales, planificadas, diseñadas... ideolenguas, como las denomina la filología.

1 comentario:

Gràcies per participar en ¡Ausaes!. També pots seguir-mos en Twitter: @ausaes1, i Facebook: http://www.facebook.com/ausaesmagazine.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!